como ajustar el ralenti de minimoto

Cómo ajustar el ralentí de mi minimoto

Hoy venimos pisando fuerte con un post super útil y que os será de gran ayuda a partir de ahora. Los amantes del motor sabemos que una de las cuestiones más importantes cuando hablamos de vehículos es siempre mantenerlos en el mejor estado, haciéndole puestas a punto de forma regular para que den siempre lo mejor de si mismos manteniendo la seguridad.

Uno de los clásicos que cualquier amante de las motos reconoce a la primera es, como no, el ajuste del ralentí. Ajustar esta parte de nuestra minimoto es un proceso realmente sencillo que, en unos minutos tendremos prácticamente controlado.

A continuación, en este post os queremos enseñar qué es esto del ralentí, qué partes tocaremos de nuestra minimoto para ajustarlo, qué herramientas debemos utilizar y, en definitiva, qué proceso seguir para poner a punto y ajustar el ralentí de nuestra minimoto. ¡Empezamos con los consejos!

minimoto en accion

¿Qué es el ralentí de una minimoto?

El ralentí de una minimoto es, simplemente, el régimen de revoluciones mínimo con el que puede funcionar el motor de nuestra minimoto, es decir, el mínimo nivel al que el motor de nuestra moto gira sin calarse.

Básicamente, el ralentí sería el proceso que mantiene el motor en marcha, sin apagarse, antes de que empecemos a acelerar para conducir nuestra minimoto. La función del ralentí es, por tanto, la de mantener activas y en funcionamiento las partes esenciales del motor y hacer que el aceite se mueva por los circuítos del mismo.

¿Por qué debemos preocuparnos por ajustar el ralentí?

Como cualquier amante de las motos ya sabrá por propia experiencia, ajustar el ralentí es necesario para que podamos regular las partes de aire y gasolina que entran al motor cuando este se encuentra a bajas revoluciones.

Ajustar el ralentí, en su justa medida, para encontrar el punto óptimo de aceite y combustible nos permitirá contar con un motor más preciso y que mejorará en todos los aspectos, gracias a las adaptaciones manuales que le hagamos.

¿Qué partes de la minimoto vamos a manipular?

Básicamente para ajustar el ralentí manipularemos dos tornillos. El primero de estos tornillos, situado en el carburador, es un tornillo con muelle, que sería el que nos permite mantener la moto, encendida y sin acelerar, sin que se cale.

Por lo general, también solemos manipular otro tornillo de un tamaño más reducido, que no suele tener muelle o lo suele tener escondido. Este segundo tornillo suele situarse cerca del primer tornillo y sería el que divide la cantidad de aire y gasolina que entra al motor cuando este está a las mínimas revoluciones.

Primeros pasos para ajustar el ralentí de nuestra moto

El primer paso que vamos a seguir es localizar los dos tornillos que os comentábamos en el apartado anterior. Es importante que los ubiquéis antes de nada para saber por dónde empezaréis a trabajar una vez el motor esté preparado.

El siguiente paso consiste en encender nuestra moto, con las luces también encendidas, y dejarla así por unos 15 minutos (el tiempo variará un poco dependiendo del frío o el calor que haga en ese momento). Lo que buscamos es que el motor se caliente y así poder conseguir una temperatura adecuada para unos resultados más óptimos en cuanto a la regulación del aire y la gasolina.

Una vez que haya pasado el tiempo y el motor se encuentre a la temperatura a la que estaría normalmente si estuviera en funcionamiento, comenzamos a manipular los tornillos.

Ajustar el ralentí de tu minimoto

Lo único que debemos hacer cuando el motor está ya caliente es empezar a mover los tornillos. Por lo general, si giramos el tornillo sin muelle en el sentido de las agujas del reloj aumentaremos el régimen del ralentí y, si lo hacemos en sentido contrario, lo bajaremos.

1. Giramos lentamente el tornillo sin muelle y lo vamos regulando para conseguir que el motor llegue aproximadamente a 900 revoluciones por minuto.

2. Una vez hayamos conseguido esto, lo único que tendremos que hacer sería aflojar un poco el tornillo con muelle, hasta que notemos que el motor empieza a ir como al galope.

3. Volvemos a ajustar el tornillo con muelle hasta que el motor vuelva a girar de forma continuada y lineal.

4. Pasamos de nuevo al tornillo sin muelle para conseguir que el motor vuelva a estar a las mínimas revoluciones y vuelva a ir a galope.

5. A partir de aquí vamos ajustando poco a poco ambos tornillos para conseguir de nuevo que el motor gire de forma continuada.

Esperamos que este post os haya ayudado a comprender qué es el ralentí de nuestra minimoto, por qué debemos ajustarlo y cómo en cinco sencillos pasos.

No os olvidéis de dejarnos en los comentarios si lo habéis probado o hecho alguna vez y qué trucos utilizáis vosotros para ajustar el ralentí de vuestra minimoto y ponerla a punto en general.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *